Si vas a casarte el próximo año seguro que tienes ya un montón de ideas en la cabeza respecto a tu vestido. Las ventajas de un traje a medida son muchas y aunque en principio ni te lo hayas planteado, a veces es la mejor opción. Hay razones de peso para buscar una diseñadora o diseñador para tu vestido de novia.

Puede que tengas una idea preconcebida de cómo quieres vestir el día de tu boda o quizás has visto en alguna revista ese vestido de novia que te gustaría lucir y que llevaba una famosa o incluso una amiga.

Si estás indecisa, queremos desterrar algunos mitos sobre los vestidos de novia y los ateliers como el nuestro de Águeda de la Ce en Cáceres para que puedas tomar una decisión acertada.

¿Qué razones hay para buscar una diseñadora para tu vestido de novia y no uno de producción en cadena?

Las tiendas multimarca son aquellas que tienen un montón de trajes de distintos diseñadores y marcas conocidas a nivel nacional o internacional como Rosa Clará, Jesús Peiró, Aire Barcelona, Pronovias, La Sposa, Raimón Bundó, Manu García, Victorio y Luccino…y así podríamos seguir hasta rellenar muchas líneas más.

Y los ateliers son las “casas” de los diseñadores. Su traducción del francés es “taller” y es allí donde cada creador se reúne con sus ayudantes, costureros…para diseñar el vestido de tus sueños, captar ideas, elegir tejidos, accesorios.

Las razones por la que optar por un atelier es todo un acierto son fundamentalmente:

1. Puedes elegir entre un montón

Aunque a veces no están tan a la vista como las tiendas de las grandes marcas, hay muchos ateliers en las ciudades grandes y cada vez más en otras localidades más pequeñas. El de Águeda de la Ce está en Cáceres y no te resultará difícil encontrarlo porque se ubica en el centro.

Por tanto, la excusa de que no hay un taller de costura especializado en moda nupcial en tu ciudad no te sirve porque si bien no lo hay, seguro que tienes alguno a pocos kilómetros en otra población cercana a la que no te cuesta demasiado trasladarte. Aunque pienses que son muchas visitas las que tendrás que hacer, una vez que fijéis la idea, serán 2 ó 3 veces más las que necesitarás reunirte con la diseñadora para probarte.

2. Te aconsejará con sinceridad

Normalmente vas a buscar el vestido de novia con tu madre o hermana, y sólo en algunos casos con tu futura suegra si sois hiper íntimas. Pero muchas veces ellas no son del todo sinceras o no se atreven a quitarte de la mente un vestido que no te sienta nada bien pero que a ti te ha entusiasmado.

Si acudes a una diseñadora de vestidos de novia eso no te ocurrirá. Ella será objetiva y sincera y sabrá darte el mejor consejo. No sólo porque sepa qué hechura o tejido se adapta mejor a tu fisionomía o personalidad sino porque por sus manos han pasado cientos de novias como tú y ha sabido sacar de cada una su esencia.

3. Puedes elegir todo, todo y todo

Quizás no te has planteado siquiera que el tejido del vestido es importante. Unos se usan más y otros son menos comunes pero poder elegir cómo estará confeccionado tu vestido, si llevará tul, organza o seda es algo que no podrás hacer si recurres a una tienda multimarca.

Además del tejido, que será lo primero que decidiréis juntos, puedes añadir accesorios, como aplicaciones, brocados, cinturones, un toque de color, una manga francesa, larga, el tipo de escote, la longitud de la cola…

4. Imprime tu personalidad en el vestido

Una diseñadora tendrá una primera toma de contacto contigo en la que hablareis largo y tendido sobre gustos, intereses, personalidad… y ella tiene ese don especial para imprimir todo eso en el vestido que cree para ti.

A lo mejor tienes unos bonitos hombros y un cuello largo y esbelto, con lo que te iría fenomenal un palabra de honor, pero si eres demasiado tímida es posible que no sea una buena opción. Eso no lo ve la dependienta de la tienda multimarca, aunque en algunos casos como el de Águeda de la Ce que también tiene tienda en Plasencia, si tienes la suerte de contar con la diseñadora, te aconsejará igual.

5. Marcas tu presupuesto

Muchas novias descartan la opción de un vestido a medida para su boda porque piensan que es más caro que uno previamente diseñado. Pero no tiene por qué ser así. De hecho, si tienes un presupuesto determinado que no puedes o quieres rebasar, díselo con toda la confianza a la persona elegida, sea hombre o mujer. Es muy probable que pueda ajustarse sin que eso perjudique a que vayas ideal ese día tan importante.

6. Tu vestido será único 

Una de las mayores razones por las que muchas chicas acuden a un atelier es porque no quieren que nadie haya llevado o lleve nunca un vestido igual que el suyo.

Aunque no es la única ventaja sí es cierto que saber que tu modelo es el único que existe en la tierra y que, a no ser que alguien lo copie después de verlo, ninguna otra mujer lucirá uno como el tuyo.

7. Emociones compartidas

Para una diseñadora no hay nada más gratificante que ver feliz a la novia cuando se prueba el vestido. Águeda de la Ce asegura que “la emoción va creciendo día a día entre ambas” y eso influye en que estés más tranquila y segura de ti misma.

Además, si algo no te convence tendrás la absoluta confianza para transmitírselo aunque en la mayoría de ocasiones no será necesario porque la propia diseñadora se dará cuenta. La emoción y el sentimiento de gratitud debe ser por ambas partes.

¿Crees que son razones suficientes para elegir un buen atelier y que la persona adecuada se ponga manos a la obra para hacer realidad tu sueño de ser una auténtica reina por un día?

 

 

 

 

 

 

 

Spread the love