Una boda es un evento especial que todos los novios quieren vivir intensamente desde el primer momento en el que deciden dar el paso hacia el altar. Sin embargo, a pesar de que boda es sinónimo de gastos y de que la mayoría tira la casa por la ventana con el vestido, el banquete o la luna de miel, todavía hay muchos reacios a contratar los servicios de una wedding planner porque piensan que es un gasto innecesario.

Sin embargo, una organizadora de bodas es una inversión y supone numerosas ventajas que debéis valorar antes de descartar la opción de buscar buenas profesionales que os ayuden en hacer de vuestro evento el momento más especial y original que hayáis imaginado.

En Extremadura también hay wedding planners que hacen trabajos admirables, como Jen de Bodeando Wedding Studio o E.Event & Wedding Planner y cada vez tienen más eventos en la región, aunque aún hay queda mucho por hacer para que se convierta en un servicio esencial para la mayoría de parejas que se casan.

¿Cómo puede ayudaros una wedding planner? Quizá aún no sabéis cuál es la función y los servicios que ofrece una wedding y por eso te resumimos los más importantes.

1.AHORRO DE TIEMPO

La organización de una boda requiere bastante tiempo que muchas parejas no tienen. Contactar con proveedores, llamadas telefónicas, visitas a la finca u hotel donde vamos a celebrar el banquete, prueba de menú, elección de la decoración, elaboración de invitaciones…Todo ese tiempo a veces hay que sacarlo de debajo de las piedras, pidiendo días libres en el trabajo u horas de ocio y descanso que podríamos dedicar a otras tareas o incluso a ponernos en forma para el gran día.

Una wedding planner te ahorra ese tiempo y hace el trabajo por vosotros. Ella se encarga de todo y de una manera muy coordinada sin la necesidad de que tengáis que estar en cada momento y luego os lo comunica para que tengáis la última palabra antes de aprobar nada.

2.COORDINACIÓN

La coordinación es fundamental en una boda, en la que intervienen muchos factores y diferentes trabajadores que nada tienen que ver entre ellos. Jen, de Bodeando Wedding Studio, está ubicada en Plasencia pero se mueve por toda España y asegura que “en las bodas actuales los novios quieren contar con todos los servicios y alguien debe coordinarlo todo para que no se den situaciones que puedan afectar a terceros”.

En cualquier evento surgen imprevistos y sin una coordinación experta pueden suponer un caos difícil de resolver que puede fastidiaros el día. Las wedding planners se encargan de coordinar todo para que, como señala Jen, “se respeten los tiempos en cocina, la música suene en el momento adecuado, los invitados no interrumpan con un flashmob un servicio, etc”.

Estos profesionales son cómplices tanto de los novios como de los invitados y respetan al máximo el trabajo del resto de los que forman parte del evento y, todo eso, requiere una coordinación más allá de que sea la familia o los propios novios los que tengan que estar al tanto de todo.

3. EVITAN DESPLAZAMIENTOS

¡Cuántos novios viven fuera de la ciudad que han elegido para casarse! Cada vez son más los que trabajan en el extranjero o en ciudades  y quieren volver a sus lugares de origen para celebrar ese día.

Desplazarse para ir a ver cómo queda la mantelería o la vajilla elegida, para recoger algún documento en la parroquia que se exige para una ceremonia religiosa o simplemente acudir al espacio donde se va a celebrar el banquete para acordar los rincones en los que va a ir cada momento es algo que puede hacer una organizadora de bodas sin necesidad de que estéis vosotros. Eso sí, debéis elegir muy bien a la wedding y fiaros totalmente de ella, porque será la que tome algunas decisiones siempre y cuando estéis de acuerdo en que así sea.

4. RECIBE A LOS INVITADOS

Con los nervios podemos olvidarnos de los invitados y no atenderles como merecen. Es normal y ellos lo entienden porque es vuestro día pero si les cuidáis lo agradecerán. Estar en la puerta de la iglesia indicándoles cuando deben entrar, cómo colarse e incluso darles una botellita de agua a la salida o un abanico antes de entrar y también repartir las flores, pompas de jabón o arroz en el momento adecuado es algo que una wedding planner puede hacer o coordinar al catering o a la persona designada para ello.

Indicarles el horario y el lugar de salida de los autobuses hacia el banquete, recibirles a la llegada, estar pendientes de que cada invitado tenga su refresco o aperitivo en el momento justo, proporcionar una silla si hacemos un cóctel de pie a las personas mayores o los niños…son cosas que los asistentes agradecerán y que los novios no pueden hacer. La familia está para disfrutar y liberar a vuestras hermanas, amigas o madres también es importante.

5. DECORACIÓN CON GUSTO e IDEAS GENIALES

Elegir una wedding planner o un organizador de bodas, que también los hay, es fundamental para aportar a nuestro evento un toque original o clásico pero con buen gusto. Estas profesionales se caraterizan por tener un estilo especial y un gusto exquisito para decorar espacios y adaptarse al tipo de boda que mejor os defina.

Muchas parejas tienen claro el estilo de boda que quieren y una wedding planner consigue imprimir ese carácter propio de los protagonistas en cada rincón del evento: las flores de la Iglesia o la ceremonia civil, el cóctel, el sitting para los invitados, las invitaciones, los centros florales de las mesas, la mantelería, las luces…Todo lo hará de forma coordinada sin que haya una nota discordante en cada uno de los elementos que intervienen en la decoración y atrezzo de una boda.

Si no tenéis ni idea de qué tipo de boda queréis, os ayudará a definirla aportando grandes y estupendas ideas que ni se os habían pasado por la cabeza, consiguiendo reflejar vuestros gustos y personalidad en cada rincón que cree para la ocasión.

Son solo cinco motivos de los muchos que hay para contratar a una wedding planner tanto si te casas en Extremadura como si vas a celebrar la boda en cualquier otro lugar. Lo importante es disfrutar de todos y cada uno de los momentos hasta que os vayáis de luna de miel.

Si ya te has casado y quieres dar algún consejo más, nos encantará que lo compartas.